Reseña Biográfica

El Hermano  Luis, nace en Madrid en 1946 y tras una juventud dedicada a la decoración comercial, marcha Londres para buscar horizontes en el mundo de la moda. En Londres inicia su retorno a la Iglesia y se consagra a Cristo, al que sirve en el apostolado seglar durante tres años hasta conocer Osera y entra como monje en 1975. Desde su entrada, inicia actividades literarias de carácter íntimo.

Actividad Artística

Desde su entrada comienzan sus actividades literarias con carácter espiritual. En el año 1980, inicia su fase de exposiciones en el gran refectorio monumental del siglo XVI, en el que se presentarán gran parte de sus exposiciones, la primera la realiza en el XV Centenario de S. Benito. Tras ella, una serie de iconos bizantinos y reproducciones arte antiguo, llenan estos años que culminan con otra gran exposición conmemorativa de S. Bernardo en 1990.

En 1991, presenta otra en la conmemoración de la fundación del Cister.

Tras esta, diversas exposiciones con temas diversos como “El Paraíso”, dedicada al mundo angélico, de tanto éxito que le obliga a hacer otra con la misma temática, en años sucesivos, presenta el orden de una o dos exposiciones anuales en el monasterio, para exponer repujados en plata, esmaltes al fuego, Iconos bizantinos que realiza sobre madera del siglo XVIII de los suelos antiguos conservados, etc.

Una exposición conmemorativa del nacimiento de la Virgen María, presenta una de las colecciones de terracotas que más éxito tienen, con las representaciones de los misterios del rosario.

Por invitación del Sr. Archivero de la Catedral de Orense, Delegado de Patrimonio, inicia una serie de exposiciones en el Palacio Liceo de Ourense, presentando, entre otros asuntos de material heterogéneo, una colección de artes gráficas titulada con una referencia al carácter monástico de este arte, “Scriptorium de Oseira”. En ella, se ofrece una selección de sus ilustraciones para el Cantar de los Cantares, para el libro titulado “Semblanzas del Hermano Rafael”, un facsímil de los rollos de los primeros evangelios, con tipografías griega, aramea y latina manuscrita, que causa sensación.

Otra exposición, en el año 2000, presenta el gran “Apocalipsis”, un cómic de trescientas páginas ilustradas a todo color, con el texto del Apocalipsis manuscrito en letra primitiva, que va a ser editado próximamente.

Desde 2000 a 2007, trabaja en decoraciones para la cripta de la Iglesia de la Santísima Trinidad de Ourense. Un friso de cuarenta metros con toda la Historia de la Salvación, en técnica contemporánea bicromática.  Decora la capilla del Seminario menor de Ourense con 20 tablas de temas evangélicos e inspiración bizantina.  Pinta una gra cena par el comedor del mismo centro y lleva a cabo otros muchos trabajos en su prolífica actividad artística, entre los que se encuentran algunos para la Iglesia Catedral de Orense.

En 2007 por sugerencia del Superior de la comunidad de Oseira, realiza un trabajo récord, montando una exposición de doce tablas de 1 x 0,70, más un gran cuadro para conmemorar y clausurar la conmemoración del centenario de S. Rosendo de Celanova, que tiene una gran proyección diocesana, convirtiéndose en exposición itinerante que recorre desde Oseira, su primer punto de exhibición, el seminario menor de Mondoñedo, el monasterio de Celanova, la torre monumento del siglo X, hábitat de la infancia de S. Rosendo, en Vilanova dos Infantes, donde está recién inaugurada, para terminar su periplo en la catedral de Ourense.

A este elenco, se añadirán otros muchos trabajos, como la reproducción de la crus del año mil, en plata sobredorada y pedrería, para el monasterio de Samos y cuatro relicarios medievales, también en plata y pedrería para el relicario del mismo monasterio. Otra cruz, de semejante características para Oseira, dos grandes esmaltes al fuego de Cristo y María, de doce y veinticuatro piezas respectivamente y la gran cruz de esmaltes, para el patrimonio de Oseira, etc.

Serían tantos los trabajos, que este catalogo se podría prolongar indefinidamente, pues su obra está repartida por toda la geografía gallega, y por supuesto, la  peninsular, así como por los cinco continentes, sin contar los tres mil pequeños iconos de Cristo realizados para difundir gratuitamente, el amor al Cristo Redentor y que están repartidos desde Alaska hasta el sur de Australia, llevados por peregrinos y misioneros.

Esta reducida y sintética alusión a la obra de este artista-monje, puede ser constatada en sus propias colecciones de fotos, que no obstante, no son sino una muy reducida parte de sus trabajos, de los cuales no conserva testimonio gráfico.

La última obra de carácter, son los dieciséis cuadros de un metro por un metro, se presentarán en brece en la sala de exposiciones de la Caja de Burgos, en Aranda del Duero.

Esta breve alusión superficial, sería insuficiente, para informar debidamente, pero se considera suficiente para una mera aproximación a su figura artística.

Algunas de sus colecciones más relavantes:

Exposición Conmemorativa del Segundo Milenario de San Pablo

 

Exposición “San Famiano”